martes, 21 de agosto de 2007

Condenada a 16 años la mujer que mató a su marido a tiros en Burgos

14:57:21 - 23/06/2007
Vocento VMT -
La Audiencia Provincial de Burgos ha condenado a una mujer de 64 años, Concepción P. A., a dieciséis años de prisión, quince por un delito de asesinato con alevosía cometido cuanto mató de cuatro disparos a su esposo, el industrial Antonio Quintana, en un garaje subterráneo en el domicilio de la víctima, y uno más por tenencia ilícita de armas de fuego.

La resolución judicial, dictada por hechos ocurridos la madrugada del 22 de octubre del 2000 y basada en el veredicto de culpabilidad dictado la semana pasada por un jurado popular, establece también que la mujer deberá asumir todas las costas del proceso, así como indemnizar a su hija -que se personó como acusación particular contra su madre en el caso- con 180.000 euros, según informaron fuentes jurídicas.

La condena, que puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), rebaja en cuatro años la petición de cárcel que había formulado el fiscal, que pedía una condena de dieciocho años de prisión por asesinato con alevosía y dos años por tenencia ilícita de armas, al aceptar el atenuante de dilaciones indebidas en el proceso, argumentada por la defensa.

En la sentencia, se incluye también la petición del jurado para una posible remisión condicional de la pena "debido a la avanzada edad de la acusada", ya que nunca antes había cometido otro delito. Se plantea también la solicitud al Gobierno de un indulto parcial, aunque siempre que "haya cumplido parte de la pena y demuestre su reinserción social". En la sentencia se considera "fundamental" la prueba pericial que demostró que la mujer tenía residuos de disparo en las manos y en parte de la ropa.

En el juicio, que comenzó a celebrarse a principios de este mes y en el que la acusada se declaró "inocente", la hija del fallecido aseguró que su madre sentía "celos enfermizos" y protagonizaba constantes escenas de violencia de las que era víctima su padre, al que llegó a amenazar de muerte varias veces. De hecho, el escrito de acusación del fiscal señalaba que la acusada había amenazado al empresario con "pegarle dos tiros" y que llegó a intimidarle con un taladro.